Ir al contenido principal

VIAJE EN AUTOCARAVANA ALREDEDOR DE LOS ALPES (I)

Viajar en autocaravana era una de las recurrentes opciones no realizadas que año tras año surgían en mi familia a la hora de preparar las vacaciones veraniegas. Por una razón u otra, siempre la descartábamos hasta que este año se dieron las circunstancias para que todo encajase y nos decidiésemos a hacerlo.
De entrada, el primer obstáculo a superar es el de amigos, conocidos y familiares cuando les cuentas tu proyecto: algunos lo apoyan con entusiasmo, pero muchos otros inciden en las incomodidades, posibles problemas y demás. Como somos de ideas fijas, no nos arredramos y comenzamos nuestra pequeña aventura.
La autocaravana te permite volver a ver tus viajes con cierto aire romántico, y a pesar de que las comodidades tanto del entorno por el que viajamos (Europa) como del medio (disponemos, de nevera, cocina, ducha, baño y demás comodidades de la vida moderna) no tengan nada que ver con las de un viaje de aventura, te da la posibilidad de improvisar y cierto aire de vagabundo nómada que le confieren ese carácter diferente.
Por otra parte, el espacio reducido en el que conviviremos durante cerca de 15 días los cinco miembros de nuestra pequeña gran familia, será una oportunidad para afianzar las diferentes relaciones entrelazadas de nuestro pequeño mundo, tan importantes en cualquier sistema de organización social, por reducido que éste sea.
Los días previos nos sirven para hacer un pequeño esbozo del itinerario a seguir, y tras diversas opciones, escogemos la de rodear de alguna forma Suiza y los Alpes, visitando Alsacia, la Selva Negra, Baviera, el Tirol y el norte de Italia, volviendo a entrar en Francia por los Alpes. Queda en el aire acercarnos hasta Eslovenia o Croacia, en función de como se vaya desarrollando el viaje, aunque desde un principio soy escéptico ante la posibilidad de hacerlo.
Los kilómetros no nos asustan, yo estoy habituado a conducir y mi mujer me ayudará en algunos trayectos de autopista. Por otra parte, estamos acostumbrados a devorar kilómetros en los diferentes viajes que hemos realizado por Europa, aunque, eso sí, hasta ahora los hacíamos en coche.
Ya habíamos decidido que el primer día lo dedicaríamos a atravesar Francia, que ya conocemos bastante bien, hasta nuestro primer destino en Alsacia, un pequeño pueblo llamado Thann, que escogemos tras haber visto en internet que dispone de una céntrica área para autocaravanas con todos los servicios. Nos quedan por delante unos 1.100 km, pero nos animamos pensando que es la misma distancia que nos separa de Cádiz, viaje que ya hemos hecho en varias ocasiones de tirón.
La víspera de nuestra partida recogemos el vehículo en Eskiroz, en Caravanas Itsaso, donde lo hemos alquilado, empresa totalmente recomendable tanto por su competitividad como por la amabilidad y atención de sus propietarios.
Hacemos la primera compra para llenar la nevera y el garaje-bodega del vehículo y nos familiarizamos con las dimensiones de la autocaravana; platos preparados, ensaladas, aceite,  fruta, tomates, pasta, arroz, bebidas, carne envasada al vacío y agua, mucha agua, que constituirán la base de la dieta de nuestro periplo.
A la mañana siguiente, salimos temprano de Tolosa, al alba, y comenzamos a sumar kilómetros rápidamente. Enseguida nos daremos cuenta de que la autocaravana consume bastante más que nuestro coche y que como ya sabíamos de antemano, las autopistas francesas son tan buenas como caras.
Contamos con la ayuda del navegador del móvil. Entre las muchas opciones del mercado, hemos escogido Waze, por una parte porque es gratuito y por otra no menos importante porque no necesita tener conectados los datos de la red para guiarnos. Eso sí, para bajar la ruta, hay que buscar algún sitio con Wi-Fi para hacerlo. Una vez descargada ya no son necesarios los datos, a no ser que te equivoques, aunque en ocasiones sí que rectifica si no te alejas mucho de la ruta planeada.
Además, un mapa convencional ayuda a tener una visión más amplia del entorno y a situarte mejor. Otro elemento imprescindible que nos facilitan en la empresa de alquiler, es una guía de áreas de estacionamiento preparadas para autocaravanas. Ésta es de Francia, pero incluye las más importantes de los países de su entorno. La experiencia nos enseñará que Francia y sobre todo Alemania están muy preparadas para este tipo de turismo, bastante mejor que Italia o Austria, que son los otros países que atravesaremos.
En una de las múltiples áreas de descanso que las autopistas francesas tienen por toda su red excelentemente preparadas y cuidadas, pararemos a comer.
Una pequeña siesta y nueva panzada de kilómetros y afari-merienda por el camino.
Pasamos Mâcon, bonita ciudad cuna del jugador de la Real Sociedad, Antoine Griezmann. Estamos ya a muchos kilómetros de Euskalherria, pero ese hecho no parece importar a algunos que lo consideran fichable por su club de "sólo vascos".
Ya ha anochecido cuando alcanzamos nuestro primer destino, el aparcamiento para autocaravanas de Thann, en Alsacia. Muy bien indicado, lo encontramos fácilmente y compartiremos el espacio con otras 4 ó 5 autocaravanas que nos han precedido, lo que dada nuestra calidad de novatos y lo avanzado de la hora, nos da bastante tranquilidad.
Dormimos plácidamente. Hay que reconocer que las dos camas grandes son muy cómodas, con somier de láminas y buen colchón y el traerse la propia almohada es una gran idea.
Por la mañana, el paisaje es totalmente diferente. Nos encontramos en un pequeño pueblo alsaciano, muy agradable y lo primero que hago es buscar una boulangerie mientras el personal se va despertando. Compro un pan con muy buena pinta y a desayunar.
Una vez recogido todo y puesto un poco de orden, difícil cometido entre tanta mujer, nos disponemos a visitar Thann. Como todos los pueblos alsacianos, está muy cuidado, las casas remozadas y con muchas flores, geranio hiedra en su mayoría.
La imponente iglesia colegiata, de estilo gótico y con un bonito pórtico adornado por tres tímpanos y esculturas, se encuentra en proceso de restauración y está dedicada a Saint Thiébaut.
Junto al río, un bonito paseo junto a la torre medieval y en marcha, dirección Colmar. Espectacular ciudad. Los adjetivos son pocos ante el despliegue de hermosas casas, calles, plazas y fuentes que embelesan nuestra mirada. Cuando visitas estos lugares, te das cuenta cómo hemos dilapidado en otros lugares nuestro patrimonio, sin haber sabido aunar progreso y conservación del mismo.


Aunque están muy masificados turísticamente hablando, todos estos sitios guardan en sus paredes el vestigio de lo que fueron y han sido a lo largo del tiempo, humildes pero limpias moradas de gentes dedicadas al cultivo de la vid, el trabajo en los bosques o una en tiempos floreciente industria textil. Entre sus tradiciones, la más conocida y expandida, el árbol de Navidad.
Compramos unas grosellas en el mercado de frutas y ya de nuevo en la autocaravana, buscamos en las afueras la réplica de la Estatua de la Libertad, regalo de los franceses a los estadounidenses en el rimer centenario de su independencia (1886). Su creador, el escultor Frédéric Auguste Bartholdi (1834-1904) es natural de la localidad.
Nuestra siguiente parada siguiendo la ruta del vino será Kaysersberg, otro espléndido pueblo alsaciano con sus casas medievales protegidas por una fortaleza. Aprovechamos para comer en la autocaravana, aunque el calor aprieta y ni siquiera bajo el toldo es fácil sentir algo de alivio.

 No menos espectacular resulta el siguiente pueblo que visitamos, Riquewihr, aunque el calor aprieta y el cansancio comienza a hacer mella en nuestro ánimo. Pasear por sus calles es retrotraerse unos siglos en el tiempo, aunque para ver un poco de vida propia en el pueblo hay que alejarse de las calles centrales, repletas de turistas como nosotros y de las inevitables tiendas de recuerdos y baratijas, aunque de barato, nada de nada.
Continuamos hacia el castillo de Haut-Koenisgburg, atalaya inigualable sobre todo esta parte de Alsacia. Merece la pena la visita, aunque no entremos en el interior, ya estaba cerrado, sólo por las vistas de las que se disfruta.
Fuente: Sckenkguide.com
Bajando del castillo, nuestra primera experiencia con las fuertes pendientes con la autocaravana, nos damos cuenta que huele a frenos, lo que nos servirá para en el futuro no conducirla como si fuese un coche en las bajadas y hacerlo con mucha más precaución, intentando utilizar los frenos lo menos posible.
Nos vamos acercando a Estrasburgo, nuestro próximo destino. Obras en la autopista de acceso, bastante tráfico y después de intentar aparcar por le centro, desistimos tras varias vueltas infructuosas. Eso sí, podemos apreciar que se trata de una bonita ciudad, que visitaremos más a fondo en otro momento.
Decidimos pasar a Alemania a dormir y escogemos como destino la cercana ciudad de Offenburg, en Baden-Wurtenberg, que según nuestra guía dispone de un aparcamiento para autocaravanas.
Flanquedos por amplias plantaciones en las vegas cercanas al río, continuamos nuestra marcha. Mucho maíz y berza o repollo con el que harán el ríquisimo chucrut (sauerkraut, col agria, en alemán) fermentándolo, digno acompañamiento para las excelencias de los gorrines locales.
Cruzamos el Rhin que hace de frontera política entre los dos estados y ya con la noche encima llegamos al aparcamiento, muy bien indicado desde la salida de la autopista, lo que será tónica general en todos los de Alemania. No vemos mucho, aunque parece que estamos en un buen sitio. Hay más autocaravanas a nuestro lado y después de una buena cena, a descansar del largo día.
Mañana entraremos en la Selva Negra por el norte.
Como en los cuentos, continuará...

Como no continué, para los interesados dejo el resto del recorrido, aunque recomiendo utilizar para hacerlo algún día más.

DÍA 3: Offenburg- Baden-Baden – Forbach – Selva Negra – Titisee

DÍA 4: Titisee – Überlingen – Lago Konstanz – Scholsssee (Salem) (lago para bañarse) – Meersburg – Füssen (parking autocaravanas privado pero no caro)

DÍA 5: Füssen – Neuschwanstein (castillos del rey loco – pista de Bobsleigh en hierba) – Wieskirche (iglesia rococó) – Oberammergan (pueblo típico bávaro) – Munich (parking autocaravanas Bayern Arena con metro)

DÍA 6: Munich (Marienplatz-Engliches Garden) Por la tarde nos acercamos con la autocaravana a Garmisch-Patterkirchen (saltos de esquí) y volvemos a Munich para cenar en la cervecería HB

DÍA 7: Munich – Wasserburg – Seebruck – Rattemberg – Igls (Austria) (No hay parking de autocaravanas, dormimos en un parking normal, pero muy seguro, había más autocaravanas)

DÍA 8: Igls – Innsbruck – Venecia (Camping Fusina) Junto a la salida del vaporetto.

DÍA 9: Visitar Venecia. A la vuelta, salir hacia Verona. Dormir en Verona (Hay parkings donde pueden aparcar autocaravanas gratis junto a un parking de pago, más seguro)

DÍA 10: Verona (visita a la ciudad) – Lago di Garda – Bergamo (No hay parking para autocaravanas, dormimos en el parking del Estadio de fútbol (bastante seguro, buena zona)

DÍA 11: Bergamo (visita a la ciudad alta, se sube en funicular) – Milán (mejor no entrar con la autocaravana) – Novara – Túnel del Mont Blanc – Chamonix (buen parking para autocaravanas)

DÍA 12. Chamonix (teléferico Mont Blanc ,caro pero muy recomendable) – Donzenac (parking autocarvanas, nos costó encontrarlo de noche)

DÍA 13.  Viaje de vuelta de tirón visitando Sarlat de Canet.

Comentarios

  1. Hola Emilio, el fin de semana largo que fuimos a visitar El Perigord (Sarlat, Perigueux...)también lo hicimos en una autocaravana prestada por unos conocidos. Es una opción muy interesante para hacer turismo y siempre que lo comentamos no descartamos comprarnos una. ¿Cuándo?. Nuestras hijas de 24 y 21 años nos animan continuamente (supongo que para aprovecharla también). Solo conozco algo de Francia y te das cuenta que nos llevan años luz en cuanto a infraestructuras. Supongo que Suiza idem de idem.Tienes una sensación de libertad, de parar donde quieras, descansar, tomarte un café, etc. Muy buena opción para unas vacaciones
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio
    Nosotros queremos hacer un viajecito como este que tu describes. Nos ha gustado muchísimo tu organización y nos sirve de mucha ayuda pero.... Y la parte(II)? Es que el problema es que nos vamos a quedar atascados al principio de la selva negra.
    Si ya tienes esta parte II en algún sitio me lo dices por favor, porque queremos ir la 2a quincena de septiembre.
    Saludos
    Esther

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Esther! Gracias por tu comentario. No tuve tiempo para reseñar el resto del viaje, aunque tenía inteción de hacerlo. En algún momento lo retomaré. De todas formas, tengo las notas y el esquema de todo el viaje. Mándame un correo a elatorrezubiri@gmail.com y te paso el itinerario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MARQUESA DE MONTEHERMOSO

María Pilar de Acedo y Sarriá nació en Tolosa el 10 de marzo de 1784 en el Palacio de Atodo, uno de los edificios medievales de la villa que aún se conservan, aunque su interior desgraciadamente ya no tenga nada que ver con el que viera nacer a la Condesa de Echauz.
Hija de Don José de Acedo y Atodo, Conde de Echauz y María Luisa de Sarriá y Villafañe, Condesa del Vado .
Su padre será el primer mayordomo de la importante Casa de Misericordia de Tolosa, según escritura otorgada el 31 de enero de 1781.
La familia Acedo proviene de la población navarra del mismo nombre, mientras que los Atodo están enraizados en Tolosa siglos atrás y emparentados con todas las familias de abolengo de la villa, como los Zavala. Su abuela es Joaquina María de Atodo y Zavala (1728-1793).
A los 7 años se trasladarán a vivir a Vitoria, y a los 16 se casará con Don Ortuño María de Aguirre Zuazo y del Corral, Marqués de Montehermoso.
Al año siguiente, en 1801, nacerá su única hija, Amalia.
Tanto por parte de su…

VILLA PAPELERA

En este año que finaliza, la Papelera de Amaroz ha trasladado su producción a Legorreta, adaptando a sus necesidades las instalaciones de la fallida Paperalia. Esperamos y le deseamos una larga y fructífera vida que añadir a su centeneria trayectoria. En la imagen, el solar ocupado hasta la fecha, tras el derribo de parte de las instalaciones.Con este traslado acaban 200 años de presencia papelera en el término municipal de la villa de Tolosa. La hasta hace unos años conocida como "villa papelera", es más renombrada en la actualidad por su actividad gastronómica (mercado y ferias, alubias, chuleta, repostería, ...) . Podría autotitularse ahora como "villa pastelera", dicho sea de paso, con todos mis respetos a la exitosa y muy loable labor de los laureados confiteros locales. Hemos pasado de ser una ciudad industrial a una ciudad de servicios. ¿Mejor, peor? El tiempo lo dirá, pero sí que hay que reconocer que es un caso único y aislado en nuestro entorno guipuzcoan…

BALLENAS

El viernes el espectáculo estrella del malecón de la playa de Zarautz no fueron ni los surfistas que ya entrenan para el próximo San Miguel Pro Surf (del 1 al 6 de septiembre), ni los grupos de música que amenizan las terrazas de los chiringuitos, ni los cuerpos serranos que se tuestan al sol de agosto.
En esta ocasión, la gran atracción la constituyó el cachalote que varó en la playa hacia las 7 y media de la mañana y no fue retirado hasta pasadas las 11 de la noche.
No habrá veraneante zarauztarra que no haya posado ese día con el cetáceo que vino a morir junto a la arena.
Según cuentan las crónicas (no soy ningún especialista ni mucho menos en biología marina), se trataba de un ejemplar joven de cachalote.
El nombre genérico ballena engloba a los cetáceos de gran tamaño y se subdivide en Odontocetos (ballenas con dientes) y Misticetos (ballenas con barbas)
Dentro del primer grupo se encuentra el cachalote (Physeter catodon).
En cuanto al ejemplar que nos ocupa, medía unos 12 metros y…

DONOSTIA-ULIA-PASAIA

Hace tiempo que tenía ganas de hacer este paseo por la costa guipuzcoana. Poco a poco voy completando los itinerarios cercanos al mar.
La ruta, muy bien señalizada, nos llevará desde la actual capital guipuzcoana hasta el puerto más importante del territorio histórico, Pasaia o Pasajes, puerto natural, o fiordo, situado en la desembocadura del río Oiartzun, entre los montes Ulia y Jaizkibel, del que ya tenemos referencias históricas desde la época romana.
El camino parte del barrio donostiarra de Sagüés, en el borde oriental de la costa de la ciudad. En las cercanías, un caserón-palacio de reminiscencias muy marineras, la Casa Okendo, cuna de una saga de marinos que ostentaron importantes cargos en San Sebastián y Gipuzkoa durante los siglos XVI y XVII.  Miguel de Oquendo fue quien reedificó la pequeña casa en la que nació convirtiéndola en un pequeño palacio con el aspecto que ha llegado hasta nuestros días. Participó con 14 navíos en la conocida como "Armada Invencible".
D…

GIPUZKOA: CAPITAL, TOLOSA

Aunque es de todos conocido en Tolosa y hasta cierto punto por el resto de los guipuzcoanos, fuera de nuestro territorio es un hecho bastante desconocido que históricamente Tolosa fuese la capital de Gipuzkoa, hasta que en 1854 definitivamente y por motivos políticos ésta se trasladase a San Sebastián.
Cuando se dice que Tolosa sólo lo fue por un periodo de diez años, entre 1844 y 1854, tampoco es totalmente cierto, pues hubo muchos momentos de nuestra historia en los que Tolosa fue de facto la capital del territorio.
Hagamos un poco de historia del tema, siguiendo al siempre citado para cuestiones guipuzcoanas, Pablo Gorosábel, quien en su obra "Diccionario histórico-geográfico-descriptivo de los pueblos, valles, partidos, alcaldías y uniones de Guipúzcoa, con un apéndice de las Cartas pueblas y otros documentos importantes", impresa en la Imprenta de Pedro Gurruchaga en Tolosa en 1862, nos dice lo siguiente:
"Esta circunstancia debió influir igualmente en el ánimo de l…

NO WOMAN, NO CRY

La predilección por los números redondos es una constante en nuestra cultura. Este mes pasado he cumplido medio siglo, o sea, 50 años. Pero si en lugar de haber adoptado el sistema métrico decimal, hubiésemos construido la ciencia matemática en base 12 por ejemplo (como cuando compramos huevos), 50 sería un número tan anodino como ahora lo es el 48.
Esta semana, otro número redondo, 30 años de su muerte, nos recuerda a un icono que ocupa ya el tercer lugar en la hipotética clasificación de personajes iconográficos de la Historia, tras Jesucristo y el Ché.
Pocos intérpretes me han producido una impresión similar al escuchar su música por primera vez. Era diferente a todo lo que habíamos escuchado hasta entonces. Y la canción que da título a esta entrada forma parte de la música de mi vida.
Poco a poco fuimos averiguando que se trataba de un músico jamaicano, que esa música cálida, con ese ritmo constante y machacón de reminiscencias africanas y caribeñas, con una percusión que te entra…

AMEZKETA-IGARATZA

Aunque el tiempo es peor del anunciado para este sábado, y el día amanece con sirimiri, confiamos en la mejora y decidimos mantener la ruta prevista.
Nos dirigimos a la villa de Amezketa, que se encuentra situada en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea, a los pies del Txindoki y uno de los puntos más habituales para adentrarse en la Sierra de Aralar desde la vertiente norte de la misma. Hoy me acompaña mi amigo Martín, herrikoseme de la citada localidad.
Gran parte del trayecto coincide con el utilizado en la ascensión a Ganbo, por lo que dejo el enlace de la entrada que dediqué a esta emblemática cumbre de la sierra.
Una vez más utilizo para ilustrar este punto el excelente archivo de fotografías de la Diputación Foral de Gipuzkoa, custodiadas en Tolosa y recogidas en la red al alcance del público en general en Gure Gipuzkoa para ilustrar este punto.
En este caso se trata de una fotografía deIndalecio Ojanguren, fechada en 1954, con Txindoki nevado al fondo.
A la derecha de la iglesia…

BARCELONA

En los últimos años y por diversos motivos, me está tocando viajar mucho más a Barcelona que a Madrid. Sin querer entrar en la discusión sobre las preferencias entre una y otra ciudad, son tan diferentes entre sí y mis motivaciones para preferir una u otra, que me reservo la opinión.
Lo primero que llama la atención cuando uno visita la capital catalana es la disposición urbanística de sus calles y lo fácil que es moverse por ella a los profanos.
Ello es fruto de la construcción de la ciudad según el plan ideado por Ildefonso Cerdá en 1859, cinco años después de derribarse las murallas que la constreñían hasta entonces evitando su crecimiento.
A quienes conocimos la urbe anterior a los Juegos Olímpicos de 1992, también nos llamaba la atención que una ciudad costera viviese tan de espaldas al mar a pesar de su importante puerto comercial.
Una vista del puerto de Barcelona a finales del siglo XIX.
Todo el desarrollo urbanístico que se planeó para el evento estaba enfocado a recuperar el…

BIRIATU-XOLDOKOGAINA-IBARDIN

El amigo Rafa Guardiola me lleva esta semana de excursión por tierras del Bidasoa. Salimos de la plaza de Biriatu (Biriatou, en francés), bonito pueblo de Iparralde.Como en cualquier otro lugar de Euskalherria no falta el frontón, aunque los de este lado de la frontera son sin pared izquierda.La localidad se encuentra situada en las faldas del monte Xoldokogaina, primera cumbre del Pirineo desde la vertiente cantábrica o atlántica.En la plaza y junto a la iglesia, iniciamos el camino por el GR10, equivalente francés del GR11 de la cara Sur y que recorre los Pirineos de mar a mar por su cara Norte.
Una vez acabada la pista hay un nuevo pequeño parking donde se puede dejar el coche y empezar la ruta por el camino que sale antes de éste a la derecha.
Las faldas del Xoldokogaina, en su mayor parte yermas, sin árboles, lo que por otra parte es una ventaja a la hora de admirar sus inabarcables vistas, están surcadas por numerosos caminos que confluyen posteriormente.
Al Norte, la costa cantábr…