Ir al contenido principal

DIFUNTOS

Como se viene haciendo desde hace más de veinte años, se ha celebrado durante estas fechas cercanas a la festividad de los difuntos, la XXIII edición del Festival de Cine Fantástico y de Terror de Donostia-San Sebastián. Desde la literatura romántica de principios del siglo XIX, el terror siempre ha estado ligado a los difuntos.
Aunque si preguntásemos hoy a muchos de nuestros niños qué les evoca la primera noche del mes de noviembre, una gran mayoría nos respondería "Halloween", disfraces, calabazas, negro y naranja, ...
La fiesta anglosajona de origen celta exportada a los EEUU por los inmigrantes irlandeses, por mor de la manida globalización y magnificada por el cine y la televisión, se ha expandido por el mundo occidental, perdiendo su carácter y sentido original.
Cuando veo niños disfrazados yendo a sus colegios los días previos a la festividad, me pregunto qué nos lleva a descontextualizar tradiciones ajenas y qué ganamos con incorporarlas a nuestro acerbo cultural, abandonando otras costumbres que sí que forman parte de nuestro inventario folclórico.
Entre las propias, la más extendida actualmente es la de visitar los cementerios y engalanar las tumbas con flores la víspera del día de difuntos (en el calendario cristiano se celebra este día el 2 de noviembre)
Es díficil encontrar en los cementerios actuales, al menos en los que yo más conozco, Tolosa y Tafalla, difuntos anteriores a los años finales del siglo XIX, lo que prueba en cierto modo la inutilidad del sistema de enterramientos ante las incineraciones, que poco a poco van ganando adeptos entre los vivos. El recuerdo de quienes nos precedieron no pervive más allá de 2-3 generaciones en el mejor de los casos.
Los cementerios modernos, tal y como los conocemos, no adyacentes a las iglesias, datan del siglo XIX, cuando el crecimiento de las poblaciones y las epidemias, van obligando a sacarlos de los recintos de las ciudades, alejados de éstas.
Será el gobierno de José Bonaparte quien el 4 de marzo de 1809 promulgue un Decreto de salud pública prohibiendo los enterramientos en las iglesias y templos, lo que propició la construcción de los primeros camposantos fuera de las iglesias, en lugares apartados de las poblaciones.
 El cambio de ideas que traerá la Ilustración, conllevará también el que la muerte comience a dejar de verse como algo deseable, aunque la iglesia católica no cejará en su empeño de seguir poniendo el énfasis en la promesa de una vida futura que premie a unos pocos y castigue a la mayoría. La foto es de una de las placas que en euskera y castellano, flanquean la entrada al cementerio de Tolosa.
En euskera todavía es más fuerte, en lugar de "justos e injustos", habla de "buenos y malos".
Sucesivas Reales Órdenes van consiguiendo que los municipios trasladen los camposantos extramuros, acabando con los enterramientos en los alrededores de las iglesias o dentro de ellas, a pesar de las resistencias de la población al cambio.
Ya tenemos los cementerios tal y como los conocemos hoy, pero un nuevo cambio se está produciendo en los últimos años, aunque lentamente. Los columbarios para depositar las cenizas de los difuntos van  quitando espacio en los modernos camposantos a los viejos panteones de piedra y mármol.
Y no sólo en los cementerios, en los últimos tiempos han proliferado servicios de este tipo en lugares como los campos de fútbol; el Atlético de Madrid, el Betis o el Español ya tienen su espacio para que su aficionados descansen o sufran eternamente junto al equipo de fútbol de sus amores, lo que les reporta pingües beneficios (venden la plaza por unos 3.000 euros y en la del Atlético hay cerca de 5.000. Cada cuadrado que se ve en la foto). Hay aficiones que trascienden la propia vida.
Como sentenció el torero Rafael "el Gallo" cuando le presentaron al filósofo Ortega y Gasset y le explicaron que su profesión consistía en pensar, "hay gente pa tó".
Volviendo a Halloween, es otra muestra real del sentido que se le da a la muerte en nuestro mundo contemporáneo, al menos el que llamamos civilizado. Le damos la espalda, miramos a otro lado, y tradiciones que en su origen tenían un sentido místico y trascendente, las convertimos en una fiesta divertida y consumista.
Nuestro entorno no se escapa de las nuevas formas de entender el recuerdo a los seres que nos dejaron.
El culto a los muertos, a los ancestros, en la sociedad vasca tradicional, como en otros pueblos, ha estado ligado al concepto de hogar, "Etxea", entendido no sólo como casa, sino como la institución familiar heredada e indivisible, a través de la cual las distintas generaciones van perpetuándose, conscientes del vínculo que les une a sus antepasados. Una imagen de las sepulturas del atrio de la iglesia de Bastida en Benafarroa.
Hasta la llegada del cristianismo, los muertos se entierran alrededor de la casa familiar, pero el traslado a los cementerios comunales, entonces en las iglesias, no hace que se pierda ese sentido de hogar.
De ahí, las argizaiolak, que cada familia enciende sobre el lugar de enterramiento y culto que se les asigna en los templos, con el fin de trasladarles el fuego del hogar.
Argizaiola (de argizai, cera y ola, tabla) es una tabla de madera labrada alrededor de la que se enrolla una soga de cera que permanece encendida durante horas.
Esta costumbre todavía se conserva en la bella iglesia del siglo XVI de San Bartolomé de Amezketa, donde las tumbas se alinean en dos filas a ambos lados del pasillo central de la nave del templo, cubiertas con largas tapas de madera de roble o castaño con una argolla de hierro en una de sus extremidades.
Cada una de ellas, más de 150, corresponde a una de las casas antiguas de la villa y en una tradición que ha perdurado a través de generaciones, normalmente una mujer de la familia es la encargada de cuidar y encender la argizaiola sobre el espacio que ocupan los restos de sus antepasados.
Esto podemos verlo fundamentalmente los días 1 y 2 de noviembre, cuando se generaliza, aunque todos los domingos se encienden algunas de ellas.
Otra de las funciones que se le atribuyen a la argizaiola, es la de iluminar a los muertos en la oscuridad. La adaptación cristiana del rito dirá que "en su camino hacia el cielo".
Como vemos, los distintos ritos y tradiciones se mezclan y se van adaptando a las nuevas creencias, como ocurre con otras costumbres precristianas como pueden ser las fiestas de los solsticios (San Juan y Navidad).
En la tradición vasca, el  iluminar a los muertos en su oscuridad está presente en el imaginario colectivo. La luna, ilargia, es literalmente, la luz de los muertos. La luna llena ayudaba a guiarlos, pero durante la luna nueva, la argizaiola le suplía en su cometido.
Hasta bien entrado el siglo XX, también era muy común en muchas localidades de Navarra y Gipuzkoa las ofrendas cuando las familias sufrían una pérdida. En su mayoría consistían en pan y cera, pero en algunos pueblos también incluían algún cordero o vino para el cura.
En Tolosa, era habitual que las familias que sufrían una pérdida enviasen a sus conocidos una rosca de pan, que luego llevaban a la iglesia para repartir entre los pobres. Todas las familias tenían unos manteles (zamauak) específicos para tapar las ofrendas y que en algunos pueblos también se depositaban sobre las sepulturas junto a las argizaiolak. En esta imagen podemos ver diferentes objetos funerarios tal y como se exponían en el hoy remodelado Museo de San Telmo en sus primeros años de vida.
No pretendo con estas líneas luchar contra la globalización "hallowaiana" del día de los difuntos, pero sí al menos recordar alguna de nuestras tradiciones más cercanas y hablar con normalidad sobre algo tan cotidiano e intrínseco a nuestro fluir por este mundo como es la muerte.
Regresando al principio, recordaré una de las múltiples referencias de la literatura romántica a la noche de difuntos, como la "Leyenda del Monte de las Ánimas" de Gustavo Adolfo Bécquer, que el autor dice haber oído relatar de primera mano en Soria, y en la que nos cuenta la historia de los jóvenes primos Alonso y Beatriz y su trágico final en el monte llamado de las ánimas de la ciudad del Duero.
Y hablando de jóvenes y romanticismo, otra tradición de la que invito a disfrutar a los que estén en Madrid, es acudir a alguna de las representaciones del  "Don Juan Tenorio" de José Zorilla.
En el fondo, a todos nos agrada ver cómo los pecadores acaban en el cielo a pesar de sus faltas.
Esta tradición de programar uno de los hitos de la literatura romántica en castellano durante la festividad de Todos los Santos, extendida a todo el mes de noviembre, también se está perdiendo irremediablemente y no estaría de más que nuestras instituciones promocionasen estos eventos en lugar de apoyar macrofiestas para celebrar Halloween como la que acabó tristemente con la vida de cuatro jóvenes en el Madrid Arena este fin de semana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MARQUESA DE MONTEHERMOSO

María Pilar de Acedo y Sarriá nació en Tolosa el 10 de marzo de 1784 en el Palacio de Atodo, uno de los edificios medievales de la villa que aún se conservan, aunque su interior desgraciadamente ya no tenga nada que ver con el que viera nacer a la Condesa de Echauz.
Hija de Don José de Acedo y Atodo, Conde de Echauz y María Luisa de Sarriá y Villafañe, Condesa del Vado .
Su padre será el primer mayordomo de la importante Casa de Misericordia de Tolosa, según escritura otorgada el 31 de enero de 1781.
La familia Acedo proviene de la población navarra del mismo nombre, mientras que los Atodo están enraizados en Tolosa siglos atrás y emparentados con todas las familias de abolengo de la villa, como los Zavala. Su abuela es Joaquina María de Atodo y Zavala (1728-1793).
A los 7 años se trasladarán a vivir a Vitoria, y a los 16 se casará con Don Ortuño María de Aguirre Zuazo y del Corral, Marqués de Montehermoso.
Al año siguiente, en 1801, nacerá su única hija, Amalia.
Tanto por parte de su…

VILLA PAPELERA

En este año que finaliza, la Papelera de Amaroz ha trasladado su producción a Legorreta, adaptando a sus necesidades las instalaciones de la fallida Paperalia. Esperamos y le deseamos una larga y fructífera vida que añadir a su centeneria trayectoria. En la imagen, el solar ocupado hasta la fecha, tras el derribo de parte de las instalaciones.Con este traslado acaban 200 años de presencia papelera en el término municipal de la villa de Tolosa. La hasta hace unos años conocida como "villa papelera", es más renombrada en la actualidad por su actividad gastronómica (mercado y ferias, alubias, chuleta, repostería, ...) . Podría autotitularse ahora como "villa pastelera", dicho sea de paso, con todos mis respetos a la exitosa y muy loable labor de los laureados confiteros locales. Hemos pasado de ser una ciudad industrial a una ciudad de servicios. ¿Mejor, peor? El tiempo lo dirá, pero sí que hay que reconocer que es un caso único y aislado en nuestro entorno guipuzcoan…

VIAJE EN AUTOCARAVANA ALREDEDOR DE LOS ALPES (I)

Viajar en autocaravana era una de las recurrentes opciones no realizadas que año tras año surgían en mi familia a la hora de preparar las vacaciones veraniegas. Por una razón u otra, siempre la descartábamos hasta que este año se dieron las circunstancias para que todo encajase y nos decidiésemos a hacerlo.
De entrada, el primer obstáculo a superar es el de amigos, conocidos y familiares cuando les cuentas tu proyecto: algunos lo apoyan con entusiasmo, pero muchos otros inciden en las incomodidades, posibles problemas y demás. Como somos de ideas fijas, no nos arredramos y comenzamos nuestra pequeña aventura.
La autocaravana te permite volver a ver tus viajes con cierto aire romántico, y a pesar de que las comodidades tanto del entorno por el que viajamos (Europa) como del medio (disponemos, de nevera, cocina, ducha, baño y demás comodidades de la vida moderna) no tengan nada que ver con las de un viaje de aventura, te da la posibilidad de improvisar y cierto aire de vagabundo nómada …

BALLENAS

El viernes el espectáculo estrella del malecón de la playa de Zarautz no fueron ni los surfistas que ya entrenan para el próximo San Miguel Pro Surf (del 1 al 6 de septiembre), ni los grupos de música que amenizan las terrazas de los chiringuitos, ni los cuerpos serranos que se tuestan al sol de agosto.
En esta ocasión, la gran atracción la constituyó el cachalote que varó en la playa hacia las 7 y media de la mañana y no fue retirado hasta pasadas las 11 de la noche.
No habrá veraneante zarauztarra que no haya posado ese día con el cetáceo que vino a morir junto a la arena.
Según cuentan las crónicas (no soy ningún especialista ni mucho menos en biología marina), se trataba de un ejemplar joven de cachalote.
El nombre genérico ballena engloba a los cetáceos de gran tamaño y se subdivide en Odontocetos (ballenas con dientes) y Misticetos (ballenas con barbas)
Dentro del primer grupo se encuentra el cachalote (Physeter catodon).
En cuanto al ejemplar que nos ocupa, medía unos 12 metros y…

DONOSTIA-ULIA-PASAIA

Hace tiempo que tenía ganas de hacer este paseo por la costa guipuzcoana. Poco a poco voy completando los itinerarios cercanos al mar.
La ruta, muy bien señalizada, nos llevará desde la actual capital guipuzcoana hasta el puerto más importante del territorio histórico, Pasaia o Pasajes, puerto natural, o fiordo, situado en la desembocadura del río Oiartzun, entre los montes Ulia y Jaizkibel, del que ya tenemos referencias históricas desde la época romana.
El camino parte del barrio donostiarra de Sagüés, en el borde oriental de la costa de la ciudad. En las cercanías, un caserón-palacio de reminiscencias muy marineras, la Casa Okendo, cuna de una saga de marinos que ostentaron importantes cargos en San Sebastián y Gipuzkoa durante los siglos XVI y XVII.  Miguel de Oquendo fue quien reedificó la pequeña casa en la que nació convirtiéndola en un pequeño palacio con el aspecto que ha llegado hasta nuestros días. Participó con 14 navíos en la conocida como "Armada Invencible".
D…

GIPUZKOA: CAPITAL, TOLOSA

Aunque es de todos conocido en Tolosa y hasta cierto punto por el resto de los guipuzcoanos, fuera de nuestro territorio es un hecho bastante desconocido que históricamente Tolosa fuese la capital de Gipuzkoa, hasta que en 1854 definitivamente y por motivos políticos ésta se trasladase a San Sebastián.
Cuando se dice que Tolosa sólo lo fue por un periodo de diez años, entre 1844 y 1854, tampoco es totalmente cierto, pues hubo muchos momentos de nuestra historia en los que Tolosa fue de facto la capital del territorio.
Hagamos un poco de historia del tema, siguiendo al siempre citado para cuestiones guipuzcoanas, Pablo Gorosábel, quien en su obra "Diccionario histórico-geográfico-descriptivo de los pueblos, valles, partidos, alcaldías y uniones de Guipúzcoa, con un apéndice de las Cartas pueblas y otros documentos importantes", impresa en la Imprenta de Pedro Gurruchaga en Tolosa en 1862, nos dice lo siguiente:
"Esta circunstancia debió influir igualmente en el ánimo de l…

NO WOMAN, NO CRY

La predilección por los números redondos es una constante en nuestra cultura. Este mes pasado he cumplido medio siglo, o sea, 50 años. Pero si en lugar de haber adoptado el sistema métrico decimal, hubiésemos construido la ciencia matemática en base 12 por ejemplo (como cuando compramos huevos), 50 sería un número tan anodino como ahora lo es el 48.
Esta semana, otro número redondo, 30 años de su muerte, nos recuerda a un icono que ocupa ya el tercer lugar en la hipotética clasificación de personajes iconográficos de la Historia, tras Jesucristo y el Ché.
Pocos intérpretes me han producido una impresión similar al escuchar su música por primera vez. Era diferente a todo lo que habíamos escuchado hasta entonces. Y la canción que da título a esta entrada forma parte de la música de mi vida.
Poco a poco fuimos averiguando que se trataba de un músico jamaicano, que esa música cálida, con ese ritmo constante y machacón de reminiscencias africanas y caribeñas, con una percusión que te entra…

AMEZKETA-IGARATZA

Aunque el tiempo es peor del anunciado para este sábado, y el día amanece con sirimiri, confiamos en la mejora y decidimos mantener la ruta prevista.
Nos dirigimos a la villa de Amezketa, que se encuentra situada en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea, a los pies del Txindoki y uno de los puntos más habituales para adentrarse en la Sierra de Aralar desde la vertiente norte de la misma. Hoy me acompaña mi amigo Martín, herrikoseme de la citada localidad.
Gran parte del trayecto coincide con el utilizado en la ascensión a Ganbo, por lo que dejo el enlace de la entrada que dediqué a esta emblemática cumbre de la sierra.
Una vez más utilizo para ilustrar este punto el excelente archivo de fotografías de la Diputación Foral de Gipuzkoa, custodiadas en Tolosa y recogidas en la red al alcance del público en general en Gure Gipuzkoa para ilustrar este punto.
En este caso se trata de una fotografía deIndalecio Ojanguren, fechada en 1954, con Txindoki nevado al fondo.
A la derecha de la iglesia…

BARCELONA

En los últimos años y por diversos motivos, me está tocando viajar mucho más a Barcelona que a Madrid. Sin querer entrar en la discusión sobre las preferencias entre una y otra ciudad, son tan diferentes entre sí y mis motivaciones para preferir una u otra, que me reservo la opinión.
Lo primero que llama la atención cuando uno visita la capital catalana es la disposición urbanística de sus calles y lo fácil que es moverse por ella a los profanos.
Ello es fruto de la construcción de la ciudad según el plan ideado por Ildefonso Cerdá en 1859, cinco años después de derribarse las murallas que la constreñían hasta entonces evitando su crecimiento.
A quienes conocimos la urbe anterior a los Juegos Olímpicos de 1992, también nos llamaba la atención que una ciudad costera viviese tan de espaldas al mar a pesar de su importante puerto comercial.
Una vista del puerto de Barcelona a finales del siglo XIX.
Todo el desarrollo urbanístico que se planeó para el evento estaba enfocado a recuperar el…

VIAJAR AL PASADO

El miércoles pasado en Donostia-San Sebastián, impartió una interesantísima conferencia José Ignacio Latorre,  físico de la Universidad de Barcelona, quien a pesar de la coincidencia de apellido con quien esto escribe, no guarda ninguna relación de parentesco con uno, al menos cercana y conocida.
El tema se centró en las repercusiones que para la teoría científica actual tendría la validez de unos experimentos recientes con neutrinos, que parecen demostrar que se ha conseguido superar la velocidad de la luz, lo que de entrada supondría dar un serio batacazo a la Teoría de la Relatividad de Einstein.
Vaya por delante que el conferenciante defendía que en los métodos utilizados por los investigadores había algunas medidas de tiempo no excesivamente claras que podían haber inducido a pequeños errores que invalidarían el experimento.
El asunto proviene de una investigación en un laboratorio italiano, hecha pública por el CERN (Laboratorio Europeo de Física de Partículas), que se ha hecho …