Ir al contenido principal

BAIGORRI

Como todos los fines de semana que me acerco a Tafalla, mi buen amigo Patxi Olite se encarga de prepararme excursiones por la zona. En esta ocasión y como buen conocedor de mis gustos y aficiones, preparó una visita al despoblado de Baigorri, partiendo desde Larraga, a donde nos acercamos en coche desde Tafalla.
Un aspecto a destacar es la presencia del euskera en la toponimia de muchos lugares de esta zona de la Navarra Media, a pesar de que queda fuera de la franja en la que el euskera perduró hasta bien entrado el siglo XIX. Es el caso de Larraga, Baigorri,  o la tafallesa Torre Beratxa, construida para una línea de telégrafo óptico en 1846, que toma su nombre del lugar en que fue edificada y que dejamos a nuestra izquierda en nuestro camino a la villa del Arga, o las también cercanas Mendigorria y Oteiza.
Toda esta franja fue lingüísticamente frontera entre la nueva lengua romance latina y el euskera, y aunque aquélla fue imponiéndose sobre ésta, el bilingüismo de muchos de sus habitantes se deja notar en su toponimia. En las últimas décadas muchos de sus descendientes han hecho el esfuerzo por recuperar su identidad a través de la lengua y a pesar de las dificultades y múltiples trabas el número de vascoparlantes va creciendo en la zona.
Para ampliar información sobre la toponimia de Tafalla y alrededores, dejo el enlace al trabajo que presentó el recordado José María Jimeno Jurío para conmemorar los 350 años de la concesión del título de Ciudad a Tafalla.
Una imagen del conocido mapa de los dialectos del euskera, publicado en 1869 por Louis-Lucien Bonaparte, lingüista y sobrino de Napoleón.
Para seguir el recorrido paso a paso, os dejo el enlace a la entrada que dedica a esta ruta en su blog Patxi Olite Aznar, en el que podéis además aprovechar para conocer otros recorridos por Nafarroa, que también son publicados en el apartado de blogs del Diario de Noticias de Navarra.
Yo intentaré ocuparme por mi parte de otros aspectos que me interesaron especialmente del camino escogido, como puede ser las diferencias demográficas de Navarra respecto a las de Gipuzkoa, y la existencia de abundantes despoblados como el que hoy constituía el destino de nuestra ruta, a lo largo de toda la geografía navarra.
Mientras en la geografía guipuzcoana no encontramos ningún núcleo deshabitado, más allá de algún caserío aislado, en Nafarroa abundan estas poblaciones que en la mayoría de los casos permanecieron habitadas hasta la segunda mitad del siglo XX.
Y no sólo es un fenómeno que se dé en la Navarra meridional, sino que también en la zona pirenaica se da esta situación. En este enlace podemos ver muchos de los núcleos abandonados de Navarra.
Impone cuando se entra en uno de estos lugares pensar que por sus calles y casas transitaron vidas con sus ilusiones, sueños y miserias.
Es como cuando visitamos yacimientos arqueológicos, pero mucho más cercano y entrañable, al menos es la sensación que yo tengo.
Cuando llegamos a Baigorri, lo primero que divisamos desde la lontananza es su iglesia, a la entrada del pueblo sobre un pequeño promontorio, y su otrora boyante palacio al fondo del mismo, en la parte más alta del asentamiento.
Aunque hoy los bosques de encinas que lo rodeaban han desaparecido, sustituidos por campos de cereal, aún hemos atravesado algunos de ellos durante el camino desde Larraga.
En su día el lugar estuvo dominado por un castillo, que ocuparía el lugar en el que luego se erigió el palacio. Las primeras referencias datan del siglo XI y la villa formaba parte del patrimonio de la Corona navarra.
Una imagen vista desde una de las ventanas del palacio sobre la vega del Ega y muchas de las poblaciones de Tierra Estella, a los pies de Montejurra.
Otra curiosidad de este emplazamiento es que la segunda mitad del siglo XX no ha sido la primera vez en que ha quedado despoblado. Mientras que en 1330 se nos habla de que contaba con 53 fuegos, lo que equivaldría a unos 200-250 habitantes, un siglo después (1468) el lugar es calificado por la entonces princesa Leonor como desolado o deshabitado.
La historia de ésta, que sería efímera reina de Navarra, tal y como recogían los acuerdos de la concordia de Tafalla de 1455 (nacida en Olite en 1426, murió a los 15 días de ser proclamada reina en Tudela el 12 de febrero de 1479) es fiel reflejo de las pugnas y enfrentamientos entre padres, hermanos, tíos, primos y yernos de aquellos convulsos años que tan bien refleja la serie televisiva Isabel.
Hermana del desheredado Carlos, Príncipe de Viana, a quien apoyaron los beamonteses, frente a su padre Juan II de Aragón, apoyado por los agramonteses, y convertido por los catalanes en símbolo de su lucha contra el rey aragonés, fue apoyada sucesivamente por uno y otro bando.
Volviendo a Baigorri, se da la circunstancia de que la propiedad pasaría a manos de los Condes de Lerín, los Beaumont, fiel apoyo navarro de Fernando el Católico (hermanastro de Leonor y Carlos y primo y sobrino de los condes de Lerín) durante la Conquista de Navarra.
De los Condes de Lerín,  pasará durante un tiempo a manos del Duque de Alba ( su aliado castellano en la conquista del viejo reino), volviendo a manos de los Condes de Lerín, que serán quienes figurarán como propietarios y habitarán el restaurado palacio durante los siglos XVII y XVIII.
Curiosamente, el Duque de Alba vuelve a aparecer como propietario en el siglo XIX siendo posteriormente incorporado a la jurisdicción de Oteiza.
También del siglo XIX data otro de los acontecimientos que marcarán el devenir de este poblado ribereño del río Ega. Si nos fijamos en su derruida iglesia, apreciaremos que mientras dos de sus paredes están totalmente derribadas, las otras dos se mantienen en pie y poco a poco van cediendo al paso del tiempo.
Ello es consecuencia de que las primeras fueron destruidas  tras la toma del lugar por las tropas francesas de Napoléon a las huestes de Miguel Sábada, uno de los lugartenientes de Mina, tras una encarnecida batalla, el 2 de agosto de 1811 en la que perdieron la vida cerca de 600 hombres, incluidos los 200 prisioneros que fueron acuchillados como escarmiento por el general Reille, y que servirían de alimento a los buitres durante todo el verano.
Mina culpó en sus Memorias a Sádaba de la fatal derrota, exculpándose de su responsabilidad, como hace en muchos otros pasajes de las mismas.
"(... )y habiendo tomado lenguas sobre la dirección que llevaban los franceses, avisé a mi ayudante mayor Sádaba, que dirigía el grueso de los batallones, que desde Sesma se fuese a Montejurra; y en lugar de tomar esa dirección tuvo el antojo de irse a Lerín, donde alojó la tropa. Pero al poco rato se vio precisado a hacerla salir precipitadamente para el monte de Baigorri, a cuyo pie se detuvo sobrado tiempo, y esta mala medida dio lugar a que los enemigos de Los Arcos, que seguían sus huellas, le dieran alcance y acuchillaran a su placer a los batallones, que ni podían hacer frente por el mal estado de su armamento y municiones, ni adelantar en la fuga por el cansancio y mal estado de su calzado. Quinientos hombres desaparecieron de las filas, entre muertos, heridos y prisioneros, en esta catástrofe que Sádaba hubiera evitado cumpliendo las ordenes que le indiqué para dirigirse a Montejurra. Muchas lágrimas me hizo verter la relación de los padecimientos de la división; y si Sádaba no fue en el instante mismo de mi reunión al resto de ella puesto en consejo de guerra, y probablemente fusilado por las faltas cometidas, lo debió a no hallarse presente; pero me reservaba hacer que se le juzgase en ocasión oportuna."
No le dio tiempo a Mina de cumplir sus deseos, ya que el infortunado Sádaba fue hecho prisionero por los franceses el 5 de agosto y ahorcado a los cuatro días en Andosilla.
No obstante, y hasta mediados del siglo XX el pueblo permanecería habitado. En 1960 ya no quedaba nadie en el lugar, aunque vestigio de sus últimos moradores todavía permanece en pie la pared del frontón en el que sus últimos jóvenes vecinos jugaban a pelota, al estilo de sus homónimos de Iparralde, sin paredes laterales.
A la derecha de la iglesia y durante los años 80 se efectuaron diversas excavaciones arqueológicas que dejaron a la vista la ciudad medieval y el antiguo cementerio y consolidaron algunos restos, incluida la iglesia.
Una vez acabados éstos, el expolio del lugar no frenó y en las paredes de la iglesia se aprecia cómo las columnas empotradas fueron arrancadas con cuidado para adornar algún jardín o casa cercano.
El fácil acceso al lugar propiciado por las cómodas pistas construidas para la concentración parcelaria facilitó la labor en los últimos años. Lo cierto es que urge alguna actuación que paralice el progresivo deterioro del lugar.

Comentarios

  1. Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
  2. Gracias, pondré un enlace. Me parece una buena iniciativa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MARQUESA DE MONTEHERMOSO

María Pilar de Acedo y Sarriá nació en Tolosa el 10 de marzo de 1784 en el Palacio de Atodo, uno de los edificios medievales de la villa que aún se conservan, aunque su interior desgraciadamente ya no tenga nada que ver con el que viera nacer a la Condesa de Echauz.
Hija de Don José de Acedo y Atodo, Conde de Echauz y María Luisa de Sarriá y Villafañe, Condesa del Vado .
Su padre será el primer mayordomo de la importante Casa de Misericordia de Tolosa, según escritura otorgada el 31 de enero de 1781.
La familia Acedo proviene de la población navarra del mismo nombre, mientras que los Atodo están enraizados en Tolosa siglos atrás y emparentados con todas las familias de abolengo de la villa, como los Zavala. Su abuela es Joaquina María de Atodo y Zavala (1728-1793).
A los 7 años se trasladarán a vivir a Vitoria, y a los 16 se casará con Don Ortuño María de Aguirre Zuazo y del Corral, Marqués de Montehermoso.
Al año siguiente, en 1801, nacerá su única hija, Amalia.
Tanto por parte de su…

VILLA PAPELERA

En este año que finaliza, la Papelera de Amaroz ha trasladado su producción a Legorreta, adaptando a sus necesidades las instalaciones de la fallida Paperalia. Esperamos y le deseamos una larga y fructífera vida que añadir a su centeneria trayectoria. En la imagen, el solar ocupado hasta la fecha, tras el derribo de parte de las instalaciones.Con este traslado acaban 200 años de presencia papelera en el término municipal de la villa de Tolosa. La hasta hace unos años conocida como "villa papelera", es más renombrada en la actualidad por su actividad gastronómica (mercado y ferias, alubias, chuleta, repostería, ...) . Podría autotitularse ahora como "villa pastelera", dicho sea de paso, con todos mis respetos a la exitosa y muy loable labor de los laureados confiteros locales. Hemos pasado de ser una ciudad industrial a una ciudad de servicios. ¿Mejor, peor? El tiempo lo dirá, pero sí que hay que reconocer que es un caso único y aislado en nuestro entorno guipuzcoan…

VIAJE EN AUTOCARAVANA ALREDEDOR DE LOS ALPES (I)

Viajar en autocaravana era una de las recurrentes opciones no realizadas que año tras año surgían en mi familia a la hora de preparar las vacaciones veraniegas. Por una razón u otra, siempre la descartábamos hasta que este año se dieron las circunstancias para que todo encajase y nos decidiésemos a hacerlo.
De entrada, el primer obstáculo a superar es el de amigos, conocidos y familiares cuando les cuentas tu proyecto: algunos lo apoyan con entusiasmo, pero muchos otros inciden en las incomodidades, posibles problemas y demás. Como somos de ideas fijas, no nos arredramos y comenzamos nuestra pequeña aventura.
La autocaravana te permite volver a ver tus viajes con cierto aire romántico, y a pesar de que las comodidades tanto del entorno por el que viajamos (Europa) como del medio (disponemos, de nevera, cocina, ducha, baño y demás comodidades de la vida moderna) no tengan nada que ver con las de un viaje de aventura, te da la posibilidad de improvisar y cierto aire de vagabundo nómada …

BALLENAS

El viernes el espectáculo estrella del malecón de la playa de Zarautz no fueron ni los surfistas que ya entrenan para el próximo San Miguel Pro Surf (del 1 al 6 de septiembre), ni los grupos de música que amenizan las terrazas de los chiringuitos, ni los cuerpos serranos que se tuestan al sol de agosto.
En esta ocasión, la gran atracción la constituyó el cachalote que varó en la playa hacia las 7 y media de la mañana y no fue retirado hasta pasadas las 11 de la noche.
No habrá veraneante zarauztarra que no haya posado ese día con el cetáceo que vino a morir junto a la arena.
Según cuentan las crónicas (no soy ningún especialista ni mucho menos en biología marina), se trataba de un ejemplar joven de cachalote.
El nombre genérico ballena engloba a los cetáceos de gran tamaño y se subdivide en Odontocetos (ballenas con dientes) y Misticetos (ballenas con barbas)
Dentro del primer grupo se encuentra el cachalote (Physeter catodon).
En cuanto al ejemplar que nos ocupa, medía unos 12 metros y…

DONOSTIA-ULIA-PASAIA

Hace tiempo que tenía ganas de hacer este paseo por la costa guipuzcoana. Poco a poco voy completando los itinerarios cercanos al mar.
La ruta, muy bien señalizada, nos llevará desde la actual capital guipuzcoana hasta el puerto más importante del territorio histórico, Pasaia o Pasajes, puerto natural, o fiordo, situado en la desembocadura del río Oiartzun, entre los montes Ulia y Jaizkibel, del que ya tenemos referencias históricas desde la época romana.
El camino parte del barrio donostiarra de Sagüés, en el borde oriental de la costa de la ciudad. En las cercanías, un caserón-palacio de reminiscencias muy marineras, la Casa Okendo, cuna de una saga de marinos que ostentaron importantes cargos en San Sebastián y Gipuzkoa durante los siglos XVI y XVII.  Miguel de Oquendo fue quien reedificó la pequeña casa en la que nació convirtiéndola en un pequeño palacio con el aspecto que ha llegado hasta nuestros días. Participó con 14 navíos en la conocida como "Armada Invencible".
D…

GIPUZKOA: CAPITAL, TOLOSA

Aunque es de todos conocido en Tolosa y hasta cierto punto por el resto de los guipuzcoanos, fuera de nuestro territorio es un hecho bastante desconocido que históricamente Tolosa fuese la capital de Gipuzkoa, hasta que en 1854 definitivamente y por motivos políticos ésta se trasladase a San Sebastián.
Cuando se dice que Tolosa sólo lo fue por un periodo de diez años, entre 1844 y 1854, tampoco es totalmente cierto, pues hubo muchos momentos de nuestra historia en los que Tolosa fue de facto la capital del territorio.
Hagamos un poco de historia del tema, siguiendo al siempre citado para cuestiones guipuzcoanas, Pablo Gorosábel, quien en su obra "Diccionario histórico-geográfico-descriptivo de los pueblos, valles, partidos, alcaldías y uniones de Guipúzcoa, con un apéndice de las Cartas pueblas y otros documentos importantes", impresa en la Imprenta de Pedro Gurruchaga en Tolosa en 1862, nos dice lo siguiente:
"Esta circunstancia debió influir igualmente en el ánimo de l…

NO WOMAN, NO CRY

La predilección por los números redondos es una constante en nuestra cultura. Este mes pasado he cumplido medio siglo, o sea, 50 años. Pero si en lugar de haber adoptado el sistema métrico decimal, hubiésemos construido la ciencia matemática en base 12 por ejemplo (como cuando compramos huevos), 50 sería un número tan anodino como ahora lo es el 48.
Esta semana, otro número redondo, 30 años de su muerte, nos recuerda a un icono que ocupa ya el tercer lugar en la hipotética clasificación de personajes iconográficos de la Historia, tras Jesucristo y el Ché.
Pocos intérpretes me han producido una impresión similar al escuchar su música por primera vez. Era diferente a todo lo que habíamos escuchado hasta entonces. Y la canción que da título a esta entrada forma parte de la música de mi vida.
Poco a poco fuimos averiguando que se trataba de un músico jamaicano, que esa música cálida, con ese ritmo constante y machacón de reminiscencias africanas y caribeñas, con una percusión que te entra…

AMEZKETA-IGARATZA

Aunque el tiempo es peor del anunciado para este sábado, y el día amanece con sirimiri, confiamos en la mejora y decidimos mantener la ruta prevista.
Nos dirigimos a la villa de Amezketa, que se encuentra situada en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea, a los pies del Txindoki y uno de los puntos más habituales para adentrarse en la Sierra de Aralar desde la vertiente norte de la misma. Hoy me acompaña mi amigo Martín, herrikoseme de la citada localidad.
Gran parte del trayecto coincide con el utilizado en la ascensión a Ganbo, por lo que dejo el enlace de la entrada que dediqué a esta emblemática cumbre de la sierra.
Una vez más utilizo para ilustrar este punto el excelente archivo de fotografías de la Diputación Foral de Gipuzkoa, custodiadas en Tolosa y recogidas en la red al alcance del público en general en Gure Gipuzkoa para ilustrar este punto.
En este caso se trata de una fotografía deIndalecio Ojanguren, fechada en 1954, con Txindoki nevado al fondo.
A la derecha de la iglesia…

BARCELONA

En los últimos años y por diversos motivos, me está tocando viajar mucho más a Barcelona que a Madrid. Sin querer entrar en la discusión sobre las preferencias entre una y otra ciudad, son tan diferentes entre sí y mis motivaciones para preferir una u otra, que me reservo la opinión.
Lo primero que llama la atención cuando uno visita la capital catalana es la disposición urbanística de sus calles y lo fácil que es moverse por ella a los profanos.
Ello es fruto de la construcción de la ciudad según el plan ideado por Ildefonso Cerdá en 1859, cinco años después de derribarse las murallas que la constreñían hasta entonces evitando su crecimiento.
A quienes conocimos la urbe anterior a los Juegos Olímpicos de 1992, también nos llamaba la atención que una ciudad costera viviese tan de espaldas al mar a pesar de su importante puerto comercial.
Una vista del puerto de Barcelona a finales del siglo XIX.
Todo el desarrollo urbanístico que se planeó para el evento estaba enfocado a recuperar el…

BIRIATU-XOLDOKOGAINA-IBARDIN

El amigo Rafa Guardiola me lleva esta semana de excursión por tierras del Bidasoa. Salimos de la plaza de Biriatu (Biriatou, en francés), bonito pueblo de Iparralde.Como en cualquier otro lugar de Euskalherria no falta el frontón, aunque los de este lado de la frontera son sin pared izquierda.La localidad se encuentra situada en las faldas del monte Xoldokogaina, primera cumbre del Pirineo desde la vertiente cantábrica o atlántica.En la plaza y junto a la iglesia, iniciamos el camino por el GR10, equivalente francés del GR11 de la cara Sur y que recorre los Pirineos de mar a mar por su cara Norte.
Una vez acabada la pista hay un nuevo pequeño parking donde se puede dejar el coche y empezar la ruta por el camino que sale antes de éste a la derecha.
Las faldas del Xoldokogaina, en su mayor parte yermas, sin árboles, lo que por otra parte es una ventaja a la hora de admirar sus inabarcables vistas, están surcadas por numerosos caminos que confluyen posteriormente.
Al Norte, la costa cantábr…