Ir al contenido principal

BELLAS ARTES DONOSTIA

Uno de los edificios más emblemáticos de Donostia-San Sebastián vuelve a estar en la picota. Ya se salvó anteriormente por la campana y esperemos que esta vez también lo consiga.
Sus propietarios proyectan construir un hotel de lujo, recreando el aspecto actual y conservando su cúpula principal. Además aumentarían la altura, basándose en que el levante de los edificios adyacentes ha hecho perder homogeneidad a la manzana en la que se integra.
Lo cierto es que es difícil conciliar las lícitas pretensiones de una empresa privada propietaria del edificio con el interés general que salvaguarde el evidente valor histórico-cultural del edificio.
Construido en 1914 en la intersección de las calles Urbieta y Prim, se utilizó principalmente como sala de cine y tras cerrarse ésta sirvió de local de ensayo al Orfeón Donostiarra hasta su abandono definitivo.
El que entonces fuese presidente de la SADE, todavía actual propietaria del edificio, el empresario de Ikaztegieta afincado en Donostia, Vicente Mendizábal, encargó su construcción al arquitecto Ramón Cortázar Urruzola, hijo del también arquitecto Antonio Cortázar, artífice éste del ensanche que lleva su nombre surgido tras el derribo de las murallas que entendían entonces, constreñían e impedían el crecimiento de la ciudad.
Hoy en día, y por el mismo motivo que no entendemos que se derribe el viejo teatro, tampoco comprenderíamos que para ensanchar y ampliar la ciudad hiciese falta derribar las murallas, pudiendo haberlas integrado en su expansión, de lo que hay múltiples ejemplos por toda Europa.
Otra cosa es que tras la destrucción e incendio del 31 de agosto de 1813, todavía presentes cincuenta años después, se quisiese olvidar todo aquello que recordase al carácter militar y defensivo de San Sebastián.
Volviendo al edificio en cuestión, se construyó con un carácter conmemorativo como colofón al primer ensanche, como decimos 100 años después de la destrucción de la ciudad  y 50 tras haberse derribado las murallas, sobre un solar de forma triangular y achaflanado en su vértice, en un principio destinado sólo a cinematógrafo, pero previendo que fuese posible añadir un escenario para las representaciones teatrales si así se estimase conveniente. Se inauguró oficialmente el 13 de febrero de 1915.
A diferencia de lo que ocurre en otras zonas de Europa, e incluso de América, donde la más corta historia de sus ciudades lleva a conservar edificios que aquí ni consideraríamos, en nuestros lares siempre hemos tenido una idea equivocada de lo que significa progreso.
No hay más que darse una vuelta por cualquier ciudad europea media para darnos cuenta del esfuerzo que han hecho muchas de ellas por conservar y recuperar su memoria histórica. Incluso aquéllas que fueron castigadas por los bombardeos y destrucciones de las sucesivas guerras europeas, se afanaron en la recuperación de sus cascos históricos. En Alemania se han llegado a reconstruir barrios enteros tal y como eran antes de la Segunda Guerra Mundial, y se ha intentado ser fieles al modelo original. Muchas de estas obras continúan en marcha más de 50 años después. Como ejemplo, el Zwinger de Dresde.
En el fondo, es una búsqueda de la identidad perdida a través de los paisajes urbanos.
Otro ejemplo de la importancia que tienen las ciudades y sus símbolos en el imaginario colectivo, sería lo ocurrido durante las todavía recientes en nuestra memoria, guerras de la antigua Yugoslavia.
Recordemos con qué ahínco los serbios se afanaban en destruir los monumentos de Sarajevo con el objetivo de borrar cualquier vestigio de identidad bosnio.
En 1975 se publica en Amsterdam la Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico.
En este importante documento surgido del Congreso sobre Patrimonio Arquitectónico Europeo, se enfatizan los conceptos de restauración integral e intervención mínima frente a los excesos de quienes actuaban siguiendo criterios básicamente de reutilización y funcionalidad, excesos que condujeron a intervenciones muy duras que hicieron desaparecer de forma irreversible los valores históricos de los edificios modificados.
Durante muchos años se ha sustituido el derribo por una falsa modernización y adaptación a nuevas utilidades de los edificios, manteniendo hasta cierto punto las fachadas, aunque seriamente modificadas,  acabaron cayendo en un puro fachadismo y en la destrucción de la memoria histórica que todavía conservaban. En Tolosa, tenemos ejemplos múltiples: desde el Palacio Aramburu, hasta el propio Ayuntamiento, pasando por el Molino.
En el caso del Bellas Artes de Donostia, seguimos intentando hacer lo mismo.
Al año siguiente de la publicación de la Carta de Amsterdam (1976) el Consejo de Europa emite una resolución relativa a la adaptación de los sistemas legislativos y reglamentarios a los requisitos de la conservación integrada del patrimonio arquitectónico, en la que se afirma que "los monumentos y los bienes culturales históricos identifican a un pueblo y su trayectoria histórica y son signo de su progreso como civilización".
La historia de Donostia no se entiende sin el resurgir tras su destrucción hace ahora doscientos años y por otra parte el cine y su Zinemaldia han sido unos de los motores culturales de la ciudad desde los años 50 del siglo pasado. El Bellas Artes aúna ambas tradiciones.
Precisamente San Sebastián no es una ciudad que por unas circunstancias u otras haya conservado su patrimonio arquitectónico. Y ése era uno de los motivos para que uno de sus ciudadanos más insignes, don Pío Baroja, tuviese tan mal concepto de la ciudad que le vio nacer. Le parecía insulsa y sin carácter, una ciudad nueva, sin una  identidad definida, que encontraba sin embargo en pueblos más pequeños del entorno. En su guía de viaje "El País Vasco" la califica como ciudad de forasteros y fondistas.
En general en Gipuzkoa, salvo honrosas excepciones como Oñati, Bergara, Segura u Hondarribia, sus villas y ciudades no han sabido conservar edificios que nos mostrasen su evolución histórica. Los años de la expansión industrial del siglo XX, sobre todo entre 1960 y 1970, fueron nefastos en este sentido y además de habernos legado horribles construcciones, se llevaron por delante gran parte del patrimonio. Y a pesar de las recomendaciones europeas seguimos con la misma política.
Sin ir más lejos, en Tolosa hace 3 años escasos se derribó el edificio que albergó la industria Gráficas Labayen y Laborde y está próximo, aunque ahora parece que se ha paralizado por falta de recursos, no por voluntad de conservación, el derribo del actual Hostal Oyarbide, edificio que con diversas denominaciones se ha dedicado desde 1800 a acoger a los viajeros que pasaban por nuestra villa.
Hace unos días conocíamos que al menos de momento se va a conservar el edificio de Txarama que albergó la papelera "La Confianza" en 1856 y que hasta entrado este siglo mantuvo la actividad papelera bajo diferentes razones sociales. Una vez más, ¿para cuándo un Museo del Papel en Tolosa? Éste sería un buen emplazamiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MARQUESA DE MONTEHERMOSO

María Pilar de Acedo y Sarriá nació en Tolosa el 10 de marzo de 1784 en el Palacio de Atodo, uno de los edificios medievales de la villa que aún se conservan, aunque su interior desgraciadamente ya no tenga nada que ver con el que viera nacer a la Condesa de Echauz.
Hija de Don José de Acedo y Atodo, Conde de Echauz y María Luisa de Sarriá y Villafañe, Condesa del Vado .
Su padre será el primer mayordomo de la importante Casa de Misericordia de Tolosa, según escritura otorgada el 31 de enero de 1781.
La familia Acedo proviene de la población navarra del mismo nombre, mientras que los Atodo están enraizados en Tolosa siglos atrás y emparentados con todas las familias de abolengo de la villa, como los Zavala. Su abuela es Joaquina María de Atodo y Zavala (1728-1793).
A los 7 años se trasladarán a vivir a Vitoria, y a los 16 se casará con Don Ortuño María de Aguirre Zuazo y del Corral, Marqués de Montehermoso.
Al año siguiente, en 1801, nacerá su única hija, Amalia.
Tanto por parte de su…

VILLA PAPELERA

En este año que finaliza, la Papelera de Amaroz ha trasladado su producción a Legorreta, adaptando a sus necesidades las instalaciones de la fallida Paperalia. Esperamos y le deseamos una larga y fructífera vida que añadir a su centeneria trayectoria. En la imagen, el solar ocupado hasta la fecha, tras el derribo de parte de las instalaciones.Con este traslado acaban 200 años de presencia papelera en el término municipal de la villa de Tolosa. La hasta hace unos años conocida como "villa papelera", es más renombrada en la actualidad por su actividad gastronómica (mercado y ferias, alubias, chuleta, repostería, ...) . Podría autotitularse ahora como "villa pastelera", dicho sea de paso, con todos mis respetos a la exitosa y muy loable labor de los laureados confiteros locales. Hemos pasado de ser una ciudad industrial a una ciudad de servicios. ¿Mejor, peor? El tiempo lo dirá, pero sí que hay que reconocer que es un caso único y aislado en nuestro entorno guipuzcoan…

VIAJE EN AUTOCARAVANA ALREDEDOR DE LOS ALPES (I)

Viajar en autocaravana era una de las recurrentes opciones no realizadas que año tras año surgían en mi familia a la hora de preparar las vacaciones veraniegas. Por una razón u otra, siempre la descartábamos hasta que este año se dieron las circunstancias para que todo encajase y nos decidiésemos a hacerlo.
De entrada, el primer obstáculo a superar es el de amigos, conocidos y familiares cuando les cuentas tu proyecto: algunos lo apoyan con entusiasmo, pero muchos otros inciden en las incomodidades, posibles problemas y demás. Como somos de ideas fijas, no nos arredramos y comenzamos nuestra pequeña aventura.
La autocaravana te permite volver a ver tus viajes con cierto aire romántico, y a pesar de que las comodidades tanto del entorno por el que viajamos (Europa) como del medio (disponemos, de nevera, cocina, ducha, baño y demás comodidades de la vida moderna) no tengan nada que ver con las de un viaje de aventura, te da la posibilidad de improvisar y cierto aire de vagabundo nómada …

BALLENAS

El viernes el espectáculo estrella del malecón de la playa de Zarautz no fueron ni los surfistas que ya entrenan para el próximo San Miguel Pro Surf (del 1 al 6 de septiembre), ni los grupos de música que amenizan las terrazas de los chiringuitos, ni los cuerpos serranos que se tuestan al sol de agosto.
En esta ocasión, la gran atracción la constituyó el cachalote que varó en la playa hacia las 7 y media de la mañana y no fue retirado hasta pasadas las 11 de la noche.
No habrá veraneante zarauztarra que no haya posado ese día con el cetáceo que vino a morir junto a la arena.
Según cuentan las crónicas (no soy ningún especialista ni mucho menos en biología marina), se trataba de un ejemplar joven de cachalote.
El nombre genérico ballena engloba a los cetáceos de gran tamaño y se subdivide en Odontocetos (ballenas con dientes) y Misticetos (ballenas con barbas)
Dentro del primer grupo se encuentra el cachalote (Physeter catodon).
En cuanto al ejemplar que nos ocupa, medía unos 12 metros y…

DONOSTIA-ULIA-PASAIA

Hace tiempo que tenía ganas de hacer este paseo por la costa guipuzcoana. Poco a poco voy completando los itinerarios cercanos al mar.
La ruta, muy bien señalizada, nos llevará desde la actual capital guipuzcoana hasta el puerto más importante del territorio histórico, Pasaia o Pasajes, puerto natural, o fiordo, situado en la desembocadura del río Oiartzun, entre los montes Ulia y Jaizkibel, del que ya tenemos referencias históricas desde la época romana.
El camino parte del barrio donostiarra de Sagüés, en el borde oriental de la costa de la ciudad. En las cercanías, un caserón-palacio de reminiscencias muy marineras, la Casa Okendo, cuna de una saga de marinos que ostentaron importantes cargos en San Sebastián y Gipuzkoa durante los siglos XVI y XVII.  Miguel de Oquendo fue quien reedificó la pequeña casa en la que nació convirtiéndola en un pequeño palacio con el aspecto que ha llegado hasta nuestros días. Participó con 14 navíos en la conocida como "Armada Invencible".
D…

GIPUZKOA: CAPITAL, TOLOSA

Aunque es de todos conocido en Tolosa y hasta cierto punto por el resto de los guipuzcoanos, fuera de nuestro territorio es un hecho bastante desconocido que históricamente Tolosa fuese la capital de Gipuzkoa, hasta que en 1854 definitivamente y por motivos políticos ésta se trasladase a San Sebastián.
Cuando se dice que Tolosa sólo lo fue por un periodo de diez años, entre 1844 y 1854, tampoco es totalmente cierto, pues hubo muchos momentos de nuestra historia en los que Tolosa fue de facto la capital del territorio.
Hagamos un poco de historia del tema, siguiendo al siempre citado para cuestiones guipuzcoanas, Pablo Gorosábel, quien en su obra "Diccionario histórico-geográfico-descriptivo de los pueblos, valles, partidos, alcaldías y uniones de Guipúzcoa, con un apéndice de las Cartas pueblas y otros documentos importantes", impresa en la Imprenta de Pedro Gurruchaga en Tolosa en 1862, nos dice lo siguiente:
"Esta circunstancia debió influir igualmente en el ánimo de l…

NO WOMAN, NO CRY

La predilección por los números redondos es una constante en nuestra cultura. Este mes pasado he cumplido medio siglo, o sea, 50 años. Pero si en lugar de haber adoptado el sistema métrico decimal, hubiésemos construido la ciencia matemática en base 12 por ejemplo (como cuando compramos huevos), 50 sería un número tan anodino como ahora lo es el 48.
Esta semana, otro número redondo, 30 años de su muerte, nos recuerda a un icono que ocupa ya el tercer lugar en la hipotética clasificación de personajes iconográficos de la Historia, tras Jesucristo y el Ché.
Pocos intérpretes me han producido una impresión similar al escuchar su música por primera vez. Era diferente a todo lo que habíamos escuchado hasta entonces. Y la canción que da título a esta entrada forma parte de la música de mi vida.
Poco a poco fuimos averiguando que se trataba de un músico jamaicano, que esa música cálida, con ese ritmo constante y machacón de reminiscencias africanas y caribeñas, con una percusión que te entra…

AMEZKETA-IGARATZA

Aunque el tiempo es peor del anunciado para este sábado, y el día amanece con sirimiri, confiamos en la mejora y decidimos mantener la ruta prevista.
Nos dirigimos a la villa de Amezketa, que se encuentra situada en la comarca guipuzcoana de Tolosaldea, a los pies del Txindoki y uno de los puntos más habituales para adentrarse en la Sierra de Aralar desde la vertiente norte de la misma. Hoy me acompaña mi amigo Martín, herrikoseme de la citada localidad.
Gran parte del trayecto coincide con el utilizado en la ascensión a Ganbo, por lo que dejo el enlace de la entrada que dediqué a esta emblemática cumbre de la sierra.
Una vez más utilizo para ilustrar este punto el excelente archivo de fotografías de la Diputación Foral de Gipuzkoa, custodiadas en Tolosa y recogidas en la red al alcance del público en general en Gure Gipuzkoa para ilustrar este punto.
En este caso se trata de una fotografía deIndalecio Ojanguren, fechada en 1954, con Txindoki nevado al fondo.
A la derecha de la iglesia…

BARCELONA

En los últimos años y por diversos motivos, me está tocando viajar mucho más a Barcelona que a Madrid. Sin querer entrar en la discusión sobre las preferencias entre una y otra ciudad, son tan diferentes entre sí y mis motivaciones para preferir una u otra, que me reservo la opinión.
Lo primero que llama la atención cuando uno visita la capital catalana es la disposición urbanística de sus calles y lo fácil que es moverse por ella a los profanos.
Ello es fruto de la construcción de la ciudad según el plan ideado por Ildefonso Cerdá en 1859, cinco años después de derribarse las murallas que la constreñían hasta entonces evitando su crecimiento.
A quienes conocimos la urbe anterior a los Juegos Olímpicos de 1992, también nos llamaba la atención que una ciudad costera viviese tan de espaldas al mar a pesar de su importante puerto comercial.
Una vista del puerto de Barcelona a finales del siglo XIX.
Todo el desarrollo urbanístico que se planeó para el evento estaba enfocado a recuperar el…

VIAJAR AL PASADO

El miércoles pasado en Donostia-San Sebastián, impartió una interesantísima conferencia José Ignacio Latorre,  físico de la Universidad de Barcelona, quien a pesar de la coincidencia de apellido con quien esto escribe, no guarda ninguna relación de parentesco con uno, al menos cercana y conocida.
El tema se centró en las repercusiones que para la teoría científica actual tendría la validez de unos experimentos recientes con neutrinos, que parecen demostrar que se ha conseguido superar la velocidad de la luz, lo que de entrada supondría dar un serio batacazo a la Teoría de la Relatividad de Einstein.
Vaya por delante que el conferenciante defendía que en los métodos utilizados por los investigadores había algunas medidas de tiempo no excesivamente claras que podían haber inducido a pequeños errores que invalidarían el experimento.
El asunto proviene de una investigación en un laboratorio italiano, hecha pública por el CERN (Laboratorio Europeo de Física de Partículas), que se ha hecho …